Reformas Integrales Las Palmas

640224643

E-mailil

info@reformaslaspalmas.net

Ventilación natural vs. ventilación mecánica: comparación de eficiencia energética

Ventilación natural vs. ventilación mecánica en el hogar.

A primera vista se podría pensar que la ventilación natural es lo mejor en términos de eficiencia energética, pero la realidad es que la ventilación mecánica puede ser más útil en ciertos contextos.

¿Qué es la ventilación natural? 

La ventilación natural es el libre flujo del aire externo en el interior de una vivienda. Dentro del biodiseño, se busca con la arquitectura que la ventilación natural sea la principal fuente de climatización y mejora del aire interior.

La ventilación natural puede ser tan libre o planificada como se desee.

Para las Passivhaus (viviendas pensadas para ser energéticamente autosuficientes), la ventilación natural es un aspecto central a tomar en cuenta porque permite crear condiciones de climatización óptimas y reducir la concentración de CO2.

Tanto así que su construcción se define en función de elementos como la ubicación geográfica de la vivienda, la cantidad de radiación solar que recibirá, las fuentes de sombra y las corrientes de aire.

De este modo es como logran cubrir entre el  70% y el 90% de sus necesidades energéticas. 

¿Qué es la ventilación mecánica? 

La ventilación mecánica es la renovación y/o movimiento de aire por medio de un mecanismo que fuerza la extracción del aire viciado para renovarlo con aire limpio del exterior.

Es mecánica porque la circulación del aire se hace de manera “forzada y controlada”. Su objetivo principal es extraer el aire de estancias húmedas o saturadas de elementos contaminantes e impulsar el aire exterior renovado a las estancias secas.

La ventilación mecánica puede ser de dos tipos: de flujo simple y de flujo doble. 

La ventilación mecánica de flujo simple sólo se encarga de transferir el aire exterior al interior de la vivienda, sin contemplar el cambio de temperatura que esto puede suponer.

La ventilación mecánica de flujo doble cuida que no se alteren las condiciones térmicas ideales del interior de la vivienda y regula la temperatura del aire que entra (que no sea demasiado frío, en el caso del invierno, ni demasiado caliente, en el caso del verano).

La ventilación mecánica de flujo doble permite un ahorro de energía porque tanto el sistema de refrescamiento como el sistema de calor no tienen que compensar la diferencia térmica. Esto lo logra gracias al recuperador de calor. 

Este aparato está equipado por 2 ventiladores y un intercambiador. En el caso de los ventiladores, uno impulsa el aire desde el interior hacia el exterior y otro atrae el aire el aire exterior hacia el interior; el intercambiador lo que hace es cruzar ambos flujos de aire pero sin mezclar los gases. Así es como se recupera la energía.

Ventilación natural vs. ventilación mecánica: ¿Cuál es mejor?

Cada tipo de ventilación tiene sus pros y contras. Sin embargo, lo ideal es tener una ventilación híbrida: combinar la ventilación natural y la ventilación mecánica, porque así se puede sacar el máximo provecho de cada una y respetar las condiciones básicas de salubridad. 

Ventajas de la ventilación mecánica

Reducción de la concentración del dióxido de carbono (CO2) en las estancias. Esto aporta salud y confort a quienes hacen vida en esos espacios porque al reducir la concentración de CO2 mejora la calidad de aire que respiran.

Elimina olores de las actividades domésticas y de los residuos de la construcción. La ventilación mecánica saca de la vivienda los olores de la cocina y baño, así como cualquier residuo ambiental como olores de pintura o frisos.

Extrae humedad y otros contaminantes del aire. Evita la proliferación de hongos, bacterias, moho y ácaros de polvo que provocan problemas de salud, en especial complicaciones respiratorias.

Adecúa la temperatura exterior a la temperatura de la casa sin tener que recurrir ni a radiadores ni a aires acondicionados. La ventilación mecánica de flujo doble no es sólo airear estancias (abrir ventanas y permitir que el aire circule), sino que aporta una compensación térmica y un filtrado del aire.

Ayuda con el ahorro energético (sólo la ventilación mecánica de flujo doble). Al no haber un salto tan grande entre el aire que entra y el aire que sale de la estancia, los sistemas de calefacción o de refrigeración no trabajarán tanto para compensar ese salto térmico.

Se adhiere a los objetivos de eficiencia energética de la Unión Europea. La normativa europea de eficiencia energética promueve la reducción de los consumos, en especial aquellos que corresponden a gastos esenciales de climatización. 

Desventajas de la ventilación mecánica

🗙 Necesidad de mantenimiento continuo. Los sistemas de ventilación mecánica requieren un mantenimiento periódico para funcionar de manera óptima. Si no se presta atención a esto, se puede acumular polvo y otros alérgenos en los filtros; incluso puede recircular el aire viciado.

🗙 Usan electricidad para funcionar. Aunque sea un consumo bajo, hay un gasto energético por concepto de ventilación. Además, si la electricidad se interrumpe, la ventilación también.

🗙 Generan ruido. Si bien cada vez los equipos son más silenciosos, el funcionamiento de este sistema tiene ruidos asociados.

Ventajas de la ventilación natural

No implica una inversión en instalación de sistemas mecánicos. Para disfrutar del aire basta con abrir las ventanas de la vivienda.

No requiere de energía para funcionar. La ventilación mecánica necesita de un aporte eléctrico para poner todo su mecanismo en funcionamiento. La ventilación natural sólo pide que se abran y cierren puertas y ventanas.

Favorece la calidad y renovación del aire interior. Al permitir que el aire circule, se reduce la concentración del dióxido de carbono (CO2) en las estancias. 

Si responde a un diseño de vivienda autosustentable, es la solución más ecológica ya que reduce la huella de carbono asociada al uso de sistemas mecánicos.

Desventajas de la ventilación natural

🗙 No se puede controlar y mantener una ventilación adecuada todo el tiempo porque depende de las condiciones climáticas.

🗙 Para que sea verdaderamente efectiva requiere de diseño y planificación desde el inicio del proyecto. Cuando es una ventilación “espontánea” lo que suele ocurrir es que al ventilar las estancias se cambia la temperatura confortable del interior de la vivienda y se fuerzan los sistemas de climatización para estabilizar la temperatura, consumiendo más energía.

🗙 No es viable para todos los tipos de climas ni para todos los tipos de vivienda. Los inmuebles que tienen grandes necesidades de control climático no pueden cubrirlas nada más que con ventilación natural.

Como ves, no hay sistema de ventilación perfecto, pero la unión de ambos hace que tengamos mejor calidad de vida y salud.

Reformas integrales Las Palmas

Compartir Ventilación natural vs. ventilación mecánica: comparación de eficiencia energética

Mas servicios

¿Quieres renovar o rehabilitar?

Pídanos presupuesto sin compromiso

Ventilación natural vs. ventilación mecánica: comparación de eficiencia energética